+54 - 03754 - 423900 (Líneas Rotativas) / Fax: 423946 sugerencias@ctm.com.ar

El cuidado de la producción comienza desde las semillas, y en el almácigo se sigue con tareas constantes de prevención y fertilización.

Culminada una nueva zafra hace pocos días, con un resultado más que satisfactorio, debido a que transcurrió un buen año en cuanto a lo climático; CTM, no detiene el trabajo, y ya se está avanzando hacia lo que será la temporada 2017/2018.

En este sentido, estamos en pleno proceso de siembra de los plantines, y todos los cuidados en almácigo que estos requieran, antes de pasar a la etapa de plantación en el rosado.

La siembra se realiza en bandejas, que previamente son preparadas a base de un sustrato con los nutrientes necesarios para una correcta germinación de la semilla. Luego, estas bandejas son trasladadas a “canteros” o “camas de agua”, donde el futuro plantín absorbe la cantidad de agua necesaria para su normal desarrollo.

El período para su realización va desde los meses de mayo a julio y la duración de esta etapa es de 65 a 90 días.

Se realiza generalmente en bandejas plásticas, que brindan mayor resistencia a los avances bacteriológicos y enfermedades, debido a que concluida esta etapa de siembra y almácigo, se pueden lavar y eliminar todo resto de sustancias que puedan subsistir del período anterior.

Los nutrientes necesarios para un buen desarrollo de la planta se incorporan a partir de este proceso.

Los nutrientes necesarios para un buen desarrollo de la planta se incorporan a partir de este proceso, como así también agentes de protección de enfermedades. El aporte de nutrientes y fertilizantes se realiza mediante el proceso hidropónico, mediante el cual, las bandejas están suspendidas en piletas de agua a las que se le van agregando las sustancias necesarias para que la planta crezca fuerte desde el comienzo.

De este modo, estamos iniciando los primeros pasos hacia una nueva zafra, esperanzados de que este año hayan iguales o similares condiciones de tiempo que el anterior, para poder de esta manera repetir, o incluso mejorar los resultados, para poder brindar al productor las mejores condiciones.